1/10/09

De las efemérides

Desde la fiesta popular que ya en 1811 surgió para celebrar el 1er año de la revolución a su incorporación obligatoria y ritualizada a la escuela, la celebración de las fechas-hitos de la historia tienen el objetivo central de fomentar el sentimiento de pertenencia y de identidad nacional. Son actos simbólicos de transmisión intergeneracional de la memoria colectiva (que no es neutra sino un campo de luchas). Pero, también, son una vertiente desde la que los alumnos/ciudadanos reciben una enseñanza acerca del pasado que tiene la característica de configurar una mirada inicial y afectiva, incluso antes de la alfabetización, que podría afectar la posterior comprensión disciplinar del conocimiento histórico.
Esta es una hipótesis sobre la que se están haciendo hace unos años una serie de investigaciones que los invito a recorrer en los enlaces recomendados. Los resultados de esas investigaciones sobre las representaciones narrativas de alumnos entre 6 y 16 años remiten a una significación central del relato de la llegada de Colón en la que los indígenas son percibidos como los primeros argentinos, pero en base a su relación con el territorio (primeros pobladores) no por su condición de agentes ni de sujetos históricos sino de objetos. Los “primeros pobladores” serían los “primeros argentinos” en tanto fueron objeto y no sujetos históricos de una transformación cuyo agente viene de afuera y que se identifica con la civilización, el progreso y la tecnología.
La valorización de estos bienes es tan alta que justifica para la gran mayoría de los alumnos los precios pagados por ellos, empezando por la existencia misma de esos pobladores y, luego por una dependencia que se percibe como constitutiva.(Carretero-Kriger: 2008)

Por nuestra parte, creemos que, tomando en cuenta los resultados de estas investigaciones, resulta bastante claro que las efemérides intervienen en la enseñanza de la historia y en el desarrollo de la comprensión histórica, y que en gran parte obstaculizan el acceso a la comprensión plena de contenidos historiográficos. Por otra parte, es lógico que nos planteemos preguntas acerca de cómo transmitir nuestra memoria común y nuestra identidad, es bueno y necesario seguir haciéndolo, y tal vez la escuela siga siendo el lugar indicado; sin embargo, nos preguntamos si es la clase de historia es el lugar para ello. Tendemos a creer que no… y es más: que en la medida en que les brindemos elementos a los alumnos para una comprensión más plena de la historia, regida por objetivos más cognitivos que emotivos, estaremos asegurando la formación de ciudadanos preparados para participar activamente de la historia, de su historia. Es decir: estaremos contribuyendo a una política posible.

Para profundizar mas:
CARRETERO, Mario y GONZÁLEZ, María Fernanda. “Aquí vemos a Colón llegando a América”. Desarrollo cognitivo e interpretación de imágenes históricas. Cultura y Educación. Vol 20 (2). Junio 2008.

CARRETERO, Mario y KRIGER, Miriam. Narrativas históricas y construcción de la identidad nacional: representaciones de alumnos argentinos sobre el “Descubrimiento” de América. Cultura y Educación. Vol 20 (2). Junio 2008
http://www.mariocarretero.net/es/investigacion

3 comentarios:

  1. HOLA SOY PAULA RODRÌGUEZ LA IMAGEN ELEGIDA SE ENCUENTRA EN WWW.EDUCARED.OG.AR "EL PUEBLO QUIERE SABER QUÈ SE TRATA" AUTOR: CEFERINO CARNACINI

    ResponderEliminar
  2. Hola, estoy dando un curso sobre la enseñanza de la historia en la Licenciatura de Preescolar y quisiera saber si hay oportunidad de que mis alumnas organicen algunas preguntas que pudieran dejar en este espacio y que pos supuesto... haya respuesta, no quisiera que se desilusionaran. Espero respuesta, de antemano gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hilda¡ encantada que este espacio sirva para tu tarea. Me comprometo a responder a las inquietudes de las alumnas, en la medida de mis posibilidades. En ocasiones viajo y quizás pueda haber algún retraso por ese motivo. Por otra parte, este blog lo llevo desde Buenos Aires, Argentina. No creo que haya grandes diferencias de perspectivas. Hasta pronto.

      Eliminar